Terrence Malick: el individuo en busca de sentido

El Cine y el Trabajo Social están conectados por el Humanismo en cuanto que ambas disciplinas profundizan en las cualidades humanas y buscan dar un sentido racional a la vida. No el cine comercial, sino ese cine que remite al llamado séptimo arte. Terrence Malick es un cineasta humanista que te hace pensar y te conecta con emociones universales presentes en las grandes y pequeñas decisiones. Las personas tomamos constantemente decisiones condicionadas por nuestros contextos y ponemos en juego nuestra conciencia y nuestro libre albedrío. No es fácil ser congruente actuando según nuestros principios morales, especialmente cuando nos encontramos presionados por otras personas que nos impiden mostrar lo que somos. Y esta situación nos disocia y nos lleva al límite, como a los personajes de Malick. “No puedo hacer lo que creo que está mal”, dice Franz Jägerstätter, el protagonista del último film de este cineasta. Hace falta mucho valor para oponerte al nazismo con tan solo tu conciencia y Franz lo hizo.

2c901019d8cd92cbe9cfd181db2528a6
Terrence Malick en un rodaje

En las próximas lineas intentaré explicar la fascinación que me produce, como espectador y trabajador social cuatro películas de Terrence Malick: “La delgada línea roja” (1998), “El Nuevo Mundo”(2006), “El árbol de la vida”(2011) y “Una Vida Oculta”(2019).

Estas cuatro joyas cinematográficas tienen una conexión entre sí y una firma de autor inequívoca en la figura del cineasta Terrence Malick que propone un cine reflexivo e introspectivo y que muestra una idea clara que él necesita expresar y que me remueve como trabajador social, a saber: existen poderosas fuerzas opresoras que amenazan nuestra libertad individual, pero también hay salvación (en el amor, en lo Divino y en la Naturaleza).

Cuando digo “Divino” me refiero a que Malick hace que sus personajes se pregunten por la existencia de un ser superior que les haga entender lo que ocurre alrededor y el porqué, en caso de existir un creador divino, permite que haya tanto sufrimiento, pero sin redundar en ninguna mística concreta y más desde un existencialismo vital que hace que los personajes se formulen a si mismos pensamientos, mediante el uso de la técnica de la voz en off, para poder ser escuchados por los espectadores, interrogándose continuamente en busca de respuestas que nunca les son confirmadas por nadie.

dd62cc498749b7fcf1d60e702c36f867
Jessica Chastain en “El árbol de la vida”

Malick, igual que otros geniales artistas obsesionados en sus particulares búsquedas, nos ofrece extraordinarias narraciones visuales en las que aparecen personas portadoras de un mensaje para el espectador. Desde mi mirada de trabajador social veo su mensaje de esta forma: a pesar de que querrán oprimirte, reducirte, someterte, confundirte, eres libre, rotundamente libre, puedes elegir serlo y puedes hacerlo porque la vida es más que lo que te quieren hacer ver los injustos y los tiranos. Puedes resistirte, debes resistirte con el poder de tu conciencia, con tu capacidad de amar y con la fe en lo sagrado, pues existe un poder inmenso e indestructible en el amor de las personas y en la belleza de la Naturaleza. Este mensaje de libertad individual a la vez que de denuncia de poderosas opresiones está disponible en estos cuatro films. No obstante, el ejercicio de nuestro libre albedrío no solo está constantemente amenazado por mandatos culturales, institucionales y poderes fácticos, sino que ejercerlo suele estar sancionado conllevando para la persona un elevado coste vital, pudiendo ser reprimida, expulsada, recluida, juzgada, abandonada, acosada y ejecutada, tal y como vemos que ocurre en estas historias que nos cuenta Malick.

“La delgada línea roja” (1998)
En “La delgada línea roja” se muestra un soldado desertor que asegura “haber visto otro mundo” sencillo, hermoso y primitivo entre los indígenas de las islas del Pacífico, mientras la maquinaria de guerra le quiere doblegar y obligar, tanto a él como a otros soldados, no solo a luchar en la batalla de Guadalcanal, sino a debatirse en una lucha interna en la que tan solo una delgada línea roja separa la locura de la cordura. Una película antibelicista que muestra la fragilidad psicológica de aquellos seres humanos que están coercionados por un poder humano organizado y superior en torno a la destrucción de un enemigo imaginario que involucra a las personas en cruzadas que les son ajenas y que cercenan el dulce sueño de una vida sencilla en conexión intima con otras personas y con la belleza de la Naturaleza.

1998_malick_sottile_18
1998_malick_sottile_22
Image-7-Amnesiac-soldier-The-Thin-Red-Line-1024x457
cc51265be6e383002d42bcca5dd36b7b
af12a2bb8b30c63239f2532d26225580
1998_malick_sottile_36
thin-red-2
1998_malick_sottile_12

“El Nuevo Mundo”(2006)

En “El Nuevo Mundo” Smith es el único soldado profesional de una expedición inglesa que desembarca en un lugar de América del Norte que después sería llamado Jamestown, el primer asentamiento inglés allá por el año 1607. Smith está apunto de ser ahorcado por sus repetidas indisciplinas; hastiado de navegar en expediciones al servicio de Inglaterra, toma contacto con el Nuevo Mundo y empieza a sentir la llamada de la Naturaleza. Smith es capturado y asimilado por una tribu indígena norteamericana, experimenta una transformación cultural y espiritual, se deja impregnar por la autenticidad del Nuevo Mundo a la par que por el amor hacia una princesa indígena que le hace cuestionar su visión del mundo, es acusado de traidor por los ingleses y finalmente abandona a Pocahontas. La relación de Smith con Pocahontas es una metáfora del proceso de colonización de norteamérica; el Viejo Mundo y el Nuevo Mundo parecen que van a amarse e iniciar un intercambio transformador para ambos pero la visión feudal del Viejo Mundo abandona los esfuerzos indígenas por encontrar un espacio para ambas partes, desconectándo a las tribus de sus raíces y quedando fagocitados por la cultura europea. De nuevo, Malick presenta a individuos en conflicto consigo mismos y con un entorno hostil que les disocia y les empuja a realizar lo contrario de lo que desean. Malick muestra la corrupción de lo civilizado frente a la pureza de lo salvaje y esto es desolador porque el espectador sabe que ese Nuevo Mundo será conquistado por la fuerza, la muerte y el sometimiento de una cultura europea en modo opresor. 

e1170fde097ff6672d53af81c48d752b
15af4a9524b77e6cfa761be6b406f825
ede4817ed5a912af36bbcd34450f6542
0e92ea7e7a11facf5686f44a98794005
2b8141b2103f66d35d6354c6788062e4

“El árbol de la vida” (2011)

En “El árbol de la vida” Malick nos recuerda que la Vida surgió antes que la Humanidad y que nuestros intentos por controlarla serán futiles por más que especulemos con la existencia de algo divino que quizás tenga respuestas para nosotros al misterio de la vida y la muerte. La profunda incomprensión que los seres humanos sentimos ante la muerte es contada en esta película a través de la muerte prematura del hermano de Jack, un niño que se rebela frente al tremendo poder de un padre severo y autoritario que desea moldearle y endurecerle a base de inocularle un miedo y obediencia que le ahoga, le daña y le priva de vivir una infancia desenfadada y feliz, convirtiéndole en un adulto herido y traumado que intenta sobrevivir a sus propios fantasmas. Malick nos dice que la Vida es un acontecimiento supremo que está por encima del ser humano. Antes que nosotros y nuestras incomprensiones e impotencias ante los acontecimientos vitales, la vida y la muerte ya existían sin nosotros y lo que cambia las cosas puede que no sean nuestros dioses, creados por nosotros mismos para dar sentido a lo que no comprendemos. No es que nuestras emociones no sean importantes; lo que ocurre es que no sabemos interpretarlas ni aceptarlas. No hay designios. Solo Vida.

4ab023765a3da55b82a9237965efd3cf
6c31eb66b8996686b81c2ab0eb0f332d
eef65ab2e5e2c7fbfdafe1e1fe2d718a
5b3bcdad000c383086ebf6f1833eb782
d9f8b86c3725c00ae0650b8d0f2576f2
5a82b9fb6f8a686077f21eafd9b8b67f
ce3d67d2f9479728140fa8947aca9ffd
47fe88945adb5cc73c361f4da920afe0

“Una Vida Oculta” (2019) Malick contra el discurso del odio

¿Qué influencia tienen los discursos del odio sobre las personas? ¿Qué sentimos ante ello? ¿Qué se pone en juego cuando un pensamiento único y excluyente se viraliza? ¿Podemos resistir su presión?

En “Una Vida Oculta” también aparece esa dialéctica entre la opresión y la libertad del individuo mediante la presentación de un objetor de conciencia de los Alpes austriacos que, a pesar de ser reclutado dos veces por el Ejercito hitleriano, se resiste a seguir las consignas del nazismo del III Reich porque algo en su corazón le decía que no debía hacerlo, sin saber las atrocidades que se estaban perpetrando en los campos de concentración nazis. Simplemente, algo en su interior le decía que ese no era su camino y decide escuchar su corazón, a pesar de la brutal presión social ejercida en el medio rural en el que vive,  tanto hacia él mismo como hacia su familia. Franz se desmarca del discurso del odio porque su conciencia le pide hacerlo y porque sabe que nada puede sustituir la belleza y pureza que conocía gracias al amor de su familia y al regalo de vivir en esa Naturaleza hermosa y abrupta de los Alpes. La fealdad de la guerra, la muerte y el odio no forman parte de su visión del mundo y prefiere morir siendo consecuente con su conciencia antes que traicionarse a sí mismo. Este tipo de seres humanos capaces de sacrificarse pero hacer lo correcto son los que consiguen enseñar el camino a quienes se extravían por motivos de odio, a quienes, por nuestra debilidad de carácter, nos vemos arrastrados por la presión de las instituciones políticas, los poderes fácticos, por las masas y por las propias personas de nuestro entorno que, sin saberlo o sin saber reaccionar, han quedado atrapadas, alienadas y empujadas hacia el odio y la destrucción.

A lo largo de la Historia, se han producido remotos y recientes pensamientos únicos que desplegaron discursos de odio que han asfixiado la conciencia de los justos hasta ahogarlas y acallarlas y que también han colonizado, conquistado y adoctrinado tierras, pueblos, culturas y mentes. Es la negación del otro distinto. Si permitimos que se impongan los discursos del odio, caminamos hacia nuestra propia destrucción y al individuo se le hace insoportable e imposible ejercer su libre albedrío y alcanzar lo feliz.

9c35bbc96441229729399606f16de3b3
vida-oculta-1858151
vida-oculta-1858167
vida-oculta-1858175
Vida-oculta
Una-vida-oculta-2-777x437
F_5_a_hidden_life
Una-vida-oculta-3
A_Hidden_Life_5_t715
maxresdefault-26

La coherencia técnica en la forma de los films de Malick 

Malick  también consigue transmitir esa dialéctica entre libertad de conciencia individual y opresiones filmando a su manera ; fondo y forma se fusionan en estas cuatro películas ya que los recursos visuales y narrativos sirven para reforzar un mensaje contra los sistemas que pretenden totalizarnos. Malick también parece querer liberarse de opresiones como sus personajes y desmarcarse de los cánones cinematográficos de la industria de Hollywood montando unos metrajes muy largos de tres horas, poco o nada comerciales. Pero no solo la larga duración de las películas son un mensaje que parece decir que su decisión como cineasta es contar su mensaje a su manera y que su obra no puede ser expresada ni condicionada por criterios comerciales sino que, además, impone un ritmo narrativo deliberadamente lento, reduce los diálogos entre personajes y se recrea en sus diálogos internos, introspección que subraya la duda perpetua, la incertidumbre existencial del ser humano y también su frecuente sensación de soledad frente a un mundo y una existencia que le cuesta comprender por mucho que desee aprehenderla; todo ello para forzar a los espectadores a dejar de ver para empezar a mirar mejor, a tener paciencia y, sobre todo, a tener conciencia de nosotros mismos y de lo que nos rodea, fundamentalmente, una Naturaleza hermosa y serena que frecuentemente ignoramos. Malick rueda muchas escenas medioambientales hasta el punto de hacer que la Naturaleza sea un personaje más, algo que existe para todos nosotros y que él ha decidido subrayar para recordarnos que ella nos está esperando ahí siempre, a pesar de que la Humanidad puede ser a veces salvaje y terrible para los propios seres humanos. Pero no solo la vista nos queda deleitada con la visión panorámica o concreta de multitud de elementos naturales ya que en las películas emergen múltiples sonidos de la Naturaleza para crear en el espectador la sensación de estar inmersos en una experiencia sensorial que ayuda a sumergirse en lo natural.

La bandas sonoras elegidas por Malick evocan cantos corales indígenas o coros de música sacra que colorean las continuas referencias a la esencia de la Naturaleza y la espiritualidad del ser humano. Composiciones tranquilas y sosegadas que infunden en el espectador la serenidad necesaria que necesitamos para permitir que los personajes y los propios espectadores puedan reflexionar de esa manera introspectiva y profunda que requieren las grandes dudas y emociones que rodean nuestra existencia.

Te dejo aquí los trailer de las películas. “Una Vida Oculta”(2019), “El Nuevo Mundo”(2006), “El árbol de la vida”(2011) y un tributo a “La delgada línea roja” (1998) de 15 minutos que es una joya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: