Estrategia de participación y difusión digital en Centros de Servicios Sociales Especializados

Este post incluye un artículo y un video de una ponencia en la que explico cómo implementar una estrategia de participación y difusión digital en un centro de rehabilitación psicosocial para personas afectadas de trastorno mental grave como ejemplo de una transformación digital en los diferentes dispositivos de servicios sociales especializados que pueda llevar a una alfabetización digital crítica de las personas en atención y de los equipos profesionales que los componen, ahora que la pandemia del COVID 19 y el confinamiento sufrido en 2020 nos ha hecho darnos cuenta de forma generalizada de la importancia del uso de la tecnología para teletrabajar y comunicarnos de forma digital, algo que nos ha hecho dar un salto de calidad en cuanto a conocimientos digitales. Sin embargo, desde el dispositivo que trabajo llevo impulsando una estrategia de participación y difusión digital recientemente publicada en la Revista de la Asociación Madrileña de Rehabilitación Psicosocial (AMRP) tras la celebración en el 2019 de una Jornada en la que tuve el honor de ser invitado como ponente. Así pues, os dejo el texto publicado en la Revista de la AMRP y un video con la ponencia que tuve oportunidad de exponer para explicar cómo hicimos posible desde el CRPS Villaverde abrir una nueva vía de trabajo que usa lo digital para crear también sinergias comunitarias que redunden en un enriquecimiento de la intervención social y en las redes vecinales y comunitarias.

 

Este artículo pretende inspirar a otros servicios para que implementen, como ya viene haciendo el CRPS EASC Villaverde, una estrategia de participación y difusión digital porque estamos convencidos de que se trata de una práctica útil que ha enriquecido las redes sociales naturales y la participación comunitaria de las personas en atención que acuden a nuestro servicio de rehabilitación psicosocial y que es posible iniciar en otros dispositivos de atención social.

Uno de los retos de actualización para optimizar la eficacia de los mecanismos de participación articulados desde el CRPS EASC Villaverde ha sido la introducción de medios digitales desde el año 2015. No se trata de cambiar de lo analógico a lo digital, sino de implementar esto último para que ambas formas de comunicación coexistan en el servicio de forma complementaria. Esto significa que, a los habituales soportes físicos como cartelería, trípticos, octavillas, paneles, etc., se suman nuevos soportes y aplicaciones digitales que permiten la difusión a través internet de los contenidos que se desean transmitir. Esta vía digital supone activar dentro de un recurso de rehabilitación psicosocial las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) tanto a nivel de accesibilidad como de conocimiento de uso. Este proceso de digitilización no solo supuso una modificación de la mirada profesional ante la aparición de nuevas oportunidades que no pueden ofrecer los medios analógicos, sino que también implicó el aprendizaje de nuevas habilidades digitales en todas las personas que giramos en torno al CRPS y EASC Villaverde que, al no ser prioritarias ni urgentes, se fueron adquiriendo de forma lenta y paulatina. Lo importante es no perder de vista nunca que lo esencial es crear y fortalecer las redes sociales y relacionales que vinculan a las personas que forman parte de un espacio local concreto. Dicho de otra forma, tener presente que las TIC aplicadas a un servicio de rehabilitación psicosocial son un medio y nunca un fin en sí mismo.

La idea de crear una estrategia de participación y difusión digital en el CRPS EASC Villaverde nace de la conjunción de diferentes variables:

  1. La existencia previa de una estrategia de participación global dentro del servicio para favorecer la integración y participación comunitaria.
  2. La necesidad de involucrar a las personas en atención en la estrategia de participación y hacerles llegar la información de forma más rápida y eficaz.
  3. La existencia de internet y el desarrollo de las TIC en todos los ámbitos de la sociedad.
  4. La identificación de una brecha digital, necesidades de alfabetización digital y riesgo de exclusión digital en las personas con trastorno mental grave (TMG) en atención dentro del CRPS EASC Villaverde.

Cabe señalar qué es TIC y cómo este concepto ha evolucionado. TIC son todas las herramientas tecnológicas digitales que facilitan la información y comunicación, fundamentalmente a través de internet. Las TIC han evolucionado ya que han pasado “de la mera recepción, información y almacenamiento, a la transformación de lo recibido para generar un conocimiento nuevo” (Grande et al. 2016, p. 227).

Básicamente, esta evolución ha supuesto el paso de un usuario 1.0 a un usuario 2.0., haciendo de Internet una red mundial de interconexión con un gran potencial comunicativo entre las personas. Esta comunicación por internet es posible gracias a la existencia de varios formatos digitales que hacen fácil la creación, publicación y difusión de contenidos como webs, blogs, podcast, redes sociales digitales (Facebook, Twitter, Instagram, Youtube…) y mensajería chat (Whatsapp, Telegram…). Además, la ubicuidad de internet posibilita que cualquier ciudadano que disponga de un dispositivo TIC con conexión a la red pueda recibir y enviar información desde cualquier lugar y momento.

Sin embargo, no todos los ciudadanos disponen de dispositivos TIC, acceso y conocimiento de uso de internet. Es por ello que se habla de la existencia de una brecha digital, metáfora que expresa la división social entre los ciudadanos con acceso a internet y habilidades para su uso y los que no los tienen y quedan en situación de exclusión digital, especialmente colectivos vulnerables como las personas con TMG. Diferentes legislaciones internacionales, europeas, nacionales y locales señalan como objetivo la necesidad de reducir y eliminar esta brecha digital. Incluso se ha acuñado la inclusión digital como un nuevo derecho procedente del entorno tecnológico que permite a las personas, grupos y comunidades, garantizar su acceso a la información y la comunicación. Por otro lado, desde la perspectiva de la participación y el desarrollo comunitario y buscando cómo deberían de impactar de forma positiva las TIC en las personas, cabe decir que esta brecha digital se relaciona más con las habilidades de uso que con el acceso a internet.

En este sentido, para acabar con la brecha digital no basta con que de forma estructural las diferentes Administraciones y Corporaciones creen dispositivos, infraestructuras y accesibilidad, sino que se precisa “enfocar las TIC para el desarrollo humano” (Pimienta, 2007, p. 2) de forma que fomenten la infocultura, la colaboración y los procesos participativos, promoviendo una auténtica democracia participativa.

Así pues, las posibilidades interactivas de la web 2.0, la existencia de una brecha digital en personas con TMG, la inclusión digital como un nuevo derecho social, y la necesidad de tener habilidades de uso en TIC para poder participar en la creación de nuevas redes sociales en la comunidad, hacen que desde el CRPS EASC Villaverde se impulsara una estrategia de participación, difusión y alfabetización digital.

El modelo de estrategia digital impulsada desde el CRPS EASC Villaverde está basado en:

  1. La propuesta de acciones individuales y grupales de alfabetización digital dirigidas específicamente a las personas en atención, incluso, buscando que dichas acciones se hagan en colaboración con otras entidades y con personas clave del barrio, buscando sinergias y nuevos vínculos comunitarios. Arriazu (2015) reivindica la necesidad de “articular mecanismos para formar y educar digitalmente a los colectivos más desfavorecidos con objeto de empoderarlos y hacerles sujetos activos y participativos de la comunidad” (Arriazu, 2015, p. 232).
  2. La creación de un blog en el servicio llamado Lanzadera CRPS Villaverde como repositorio de todas las acciones participativas del centro y poniendo en valor las inquietudes, intereses, opiniones, experiencias y actividades de las personas en atención teniendo la posibilidad de ser autores analógicos o digitales en la creación de contenidos. Las entradas o post pueden ser aportadas por cualquier persona en atención, bien por escrito o en formato digital, entregando en mano o por email; además, quien lo desee, puede ser colaborador on line, con su propio usuario y contraseña para acceder a crear contenidos, firmando con su nombre o pseudónimo, según prefiera la persona.
  3. La apertura de redes sociales digitales en Facebook y Twitter y el mantenimiento constante de la interacción con otras cuentas que representen a personas, colectivos, asociaciones y entidades (preferentemente afines, relacionadas con el distrito, la salud comunitaria y la salud mental) con quienes se comparten todos los contenidos digitales creados desde el blog.
  4.  La creación de audiopodcast digitales a través de un programa de radio llamado Mejor Imposible que se realiza desde hace diez años en la emisora Onda Merlín Comunitaria y que se alinea con el blog en relación a sus objetivos.
  5. La puesta en marcha de una lista de difusión interna de Whatsapp para hacer llegar información digital, especialmente la vinculada al funcionamiento del servicio, sus diferentes acciones participativas y los contenidos creados por las propias personas en atención tanto desde el blog como desde el programa de radio.
  6. La alineación de esta estrategia de difusión digital “local” con la estrategia de difusión digital de la entidad corporativa que gestiona el servicio de rehabilitación psicosocial y con los valores y principios de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad.
  7. La participación digital activa desde las redes sociales digitales mencionadas en eventos comunitarios y Jornadas mediante #hastags; y, por último, y a la par que las personas en atención van incorporándose a lo digital mediante la adquisición de dispositivos TIC, generalmente smartphones, y van aprendiendo a usarlos,
  8. La estimulación de creación de grupos informales de chat entre las personas en atención, agregándose a libre elección personal y segmentados en función del interés común por formar parte de un grupo específico del CRPS que les permite desarrollar un área de rehabilitación psicosocial en concreto (por ejemplo, los componentes del grupo de radio disponen de un grupo propio de chat en el que interaccionan y que les permite aumentar su sentimiento de pertenencia grupal, planificar contenidos de radio y fomentar las relaciones personales).

La difusión digital debe respetar de forma estricta la Ley Orgánica de Protección de Datos vigente en España. Por ello, es imprescindible que las personas autoricen por escrito, previa explicación, que su imagen pueda ser difundida digitalmente y que autorizan a formar parte de una lista de difusión interna, dejando claro que se tiene derecho a modificar dicho permiso si la persona lo reconsidera. En caso de que la persona esté tutelada, la autorización corre a cargo del tutor o tutora legal. El administrador o administradores de las plataformas digitales elegidas para la difusión digital deben tener muy presente esto para no vulnerar la LOPD. Cabe destacar que desde el año 2015, cuando se inicia la difusión digital de contenidos en el CRPS EASC Villaverde, se ha respetado estrictamente que algunas personas no hayan querido autorizarlo, pero las personas en atención que sí lo han autorizado, ni han manifestado controversia alguna en este sentido ni se ha producido solicitud de modificación de su autorización. Más bien, cuando las personas en atención visionan los contenidos digitales creados por ellos y ellas mismas o desde el CRPS EASC Villaverde (también por los profesionales que conforman el equipo de atención profesional) y se observan como parte de un proyecto común, suelen manifestar satisfacción por hacerse visible que forman parte de la comunidad y que se ponen en valor sus acciones y capacidades.

Disponer de una estrategia digital permite a un servicio de rehabilitación psicosocial:

  • Informar más a las personas en atención incrementando su participación en acciones internas y externas del CRPS EASC Villaverde.
  • Reducir la brecha digital y favorecer la inclusión digital de las personas en atención.
  • Luchar contra el estigma social al proyectar una imagen positiva y realista del TMG.
  • Poner en valor las capacidades y acciones individuales y grupales de las personas en atención.
  • Visibilizar el servicio de rehabilitación psicosocial como un activo de salud comunitaria en el ámbito local.

Señalar que la implementación de “lo digital” en un servicio de rehabilitación psicosocial es un proceso lento y progresivo que requiere de las siguientes variables:

  1. El apoyo institucional y corporativo previo que valide esta línea de trabajo, por lo que se precisará de una descripción previa a instancias superiores.
  2. También es muy relevante que la dirección de cada servicio vea en su implantación, no solo la necesidad de acometerlo, sino también las nuevas oportunidades que surgen de mejorar la participación activa de las personas en atención. De ahí que su apoyo sea fundamental.
  3. La existencia de un liderazgo funcional o persona que se forme en lo digital para que impulse la estrategia de difusión, siendo lo ideal que haya más de una persona que esté formada en aspectos técnicos (aunque no se requieren grandes conocimientos ni una especialización superior concreta).
  4. La participación del equipo multidisciplinar en la motivación hacia las diferentes formas de participar desde lo digital, bien sea para crear contenidos o para recibirlos con más facilidad y frecuencia.

Es fundamental favorecer la inclusión digital mediante acciones de alfabetización digital que no solo sean capaces de proporcionar habilidades instrumentales sino que también desarrollen un posicionamiento crítico hacia su uso.  Serrano Puche (2013) afirma que cualquier proyecto de alfabetización digital requiere “junto con las destrezas instrumentales, el desarrollo de competencias axiológicas, intelectuales y emocionales que han de ir encaminadas a educar en hábitos saludables en relación con los medios digitales” (Serrano-Puche, 2013, p. 961). Esto se debe a que, además de las numerosas ventajas que ofrecen las TIC, también hay que explicar que pueden no ser neutrales, son un medio cada vez más importante para el comercio de bienes y servicios y pueden conllevar riesgos como la hiperconectividad o los ciberdelitos. Como en cualquier actividad humana, debemos conocer los riesgos e inconvenientes que pueden surgir de una conducta determinada, pero ello no puede ser óbice para que nos beneficiemos responsablemente de todas sus ventajas. En el CRPS y EASC Villaverde hemos considerado que merece la pena que todos y todas nos convirtamos en ciudadanos 2.0 y subirnos al carro de la Sociedad de la Información.

CONCLUSIONES:

Una estrategia de difusión digital en un recurso de rehabilitación psicosocial:

  • Usa internet como plataforma de comunicación.
  • Necesita un soporte digital y canales digitales para crear contenidos y difundirlos: blog, redes sociales y mensajería chat.
  • Pone en valor y hace saber las capacidades de las personas con TMG, tanto dentro como fuera del servicio de rehabilitación psicosocial.
  • Permite a los profesionales compartir información relevante de forma inmediata con todas las personas que forman parte del servicio de rehabilitación psicosocial gracias a la ubicuidad que ofrece internet y los dispositivos móviles.
  • Visibiliza el servicio de rehabilitación psicosocial como un activo de salud en el ámbito local.
  • Muestra la necesidad e importancia del cuidado de la salud mental como un asunto estructural y colectivo.
  • Permite hacer saber que en el barrio existen servicios públicos que trabajan para la recuperación de personas con TMG.
  • Ofrece oportunidades de expresión escrita y oral a las personas con TMG facilitando que se conozcan sus intereses, necesidades, opiniones, habilidades, etc.
  • Conciencia de que la salud mental no es un asunto exclusivo de profesionales y personas en atención, sino que es algo que todas las personas debemos cuidar.
  • Permite conectar con otras personas y entidades del ámbito local para establecer colaboraciones y sinergias que llevan a la aparición de nuevas oportunidades.
  • Facilita oportunidades de alfabetización digital a las personas en atención y que los profesionales se actualicen en competencias digitales.
  • Impulsa un cambio de mentalidad en todas las personas que forman el servicio de rehabilitación psicosocial en un doble sentido:
  • Abre el servicio de rehabilitación psicosocial a la comunidad, compartiendo lo realizado de puertas afuera y siendo permeables a que la comunidad participe dentro y con el servicio, analógica y digitalmente.
  • Piensa en lo digital como una oportunidad y no como una amenaza.
  • Es cuidadosa con la protección de datos, respeta la LOPD, tiene cuidado en no publicar nombres e imágenes de personas en atención que no deseen mostrarse públicamente y tiene firmadas autorizaciones que permiten su difusión digital (ponerse en la foto, incluso habiendo advertido y haber pedido permiso, puede interpretarse como autorización tácita pero la autorización debe ser explícita y estar firmada)

A veces, los cambios y evoluciones personales y grupales son situaciones que a los seres humanos nos suele costar llevar a cabo. Implementar una estrategia de difusión digital supone una cambio que puede suponer ciertas resistencias naturales pero positivas en cuanto que permiten en cada equipo profesional profundizar en qué, quiénes, para qué, cuánto y cómo querríamos implementar lo digital

En resumen, el proceso de cambio a lo digital es lento y ello no debe desesperarnos. Si la estrategia digital está bien encajada en los objetivos del servicio de rehabilitación psicosocial, a medio plazo comenzaremos a ver cómo supone un enorme facilitador de un flujo de información que favorece la consolidación y creación de redes sociales entre las personas con lo que ello supone de beneficioso en los procesos de recuperación de cada persona en atención.

ENLACES DE INTERÉS

Arriazu Muñoz, R. (2015) La incidencia de la brecha digital y la exclusión social tecnológica: el impacto de las competencias digitales en los colectivos vulnerables. Praxis Sociológica, nº19, 2015 (Ejemplar dedicado a Desigualdades y Exclusión Social), pp. 225-240.

Grande, M., Cañon, R., e Cantón, I. (2016). Tecnologías de la información y la comunicación: evolución del concepto y características. International Journal of Educational Research and Innovation (IJERI), 6, pp. 218-230 ISSN: 2386-4303

Lanzadera CRPS Villaverde BLOG

Lanzadera CRPS Villaverde Twitter

Lanzadera CRPS Villaverde Facebook

Mejor Imposible, PODCAST. Programa de Radio Onda Merlín Comunitaria

Pimienta, D. (2007) Brecha digital, brecha social, brecha paradigmática. Fundación RedesyDesarrollo.www.funredes.org/mistica/castellano/ciberoteca/tematica/brecha_paradigmatica.pdf

Serrano-Puche, J. (2013) La educación mediática en la era de la hiperconectividad: una apuesta por la desconexión digital periódica. Actas del II Congreso Internacional Educación Mediática y Competencia Digital. Editorial UOC. Barcelona, pp. 953-964

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: